Nocturno

De Leonor Leal con Alfredo Lagos y Antonio Moreno

Duración: 60 minutos

ESTRENADO EL 23 DE SEPTIEMBRE DE 2018 EN LA XX BIENAL DE FLAMENCO DE SEVILLA EN EL TEATRO CENTRAL

Antes de dormir cierro los ojos para verme bailar.

Imagino mis movimientos cantando el espacio que ocupo.

Memorizo a través del sonido y recurro a esta partitura

para tatuarla en el aire con mi cuerpo.

El ritmo me guía hacia el sueño de una noche llena de vida,

de ritual, de ilusión y de transformación liberadora.

Esta propuesta cuyo objetivo parte de la ampliación de mi lenguaje coreográfico, de la exploración de otro formato musical y del desarrollo sonoro y espacial, se centra en el cuerpo; en los cuerpos, en el ritmo y en la guitarra esencial. En todo aquello cercano a nosotros que nos recuerda nuestro propio latido. Los materiales naturales, sus texturas, los cacharros o la mesa serán nuestros utensilios de «batalla». La guitarra “pelá”, la percusión, la canción primaria, los arrastres en el suelo, los zapatos o las voces que nos hacen llamar a otros cuerpos, cobran vida en escena para traer, a través de un folklor común, reescrito, viajado y revisitado, una escena flamenca y polifacética.

Creado para ser tocado y bailado en la noche y lleno de referencias a otras músicas y otros lugares, ‘Nocturno’, es una fantasía de dos músicos en escena y una bailaora que tejen juntos una ruta en el insomnio, en la memoria y en los anhelos.  Un viaje a veces lúdico, a veces, extasiado o solemne, a veces doloroso y solo…

 

Leonor Leal

Ficha artística:

  • Dirección, coreografía y baile: Leonor Leal
  • Guitarra: Alfredo Lagos
  • Percusiones: Leonor Leal
  • Colaboración en la dirección: María Muñoz (Mal Pelo)
  • Espacio sonoro y colaboración en la creación: Jean Geoffroy
  • Acompañamiento artístico: Natalia Jiménez
  • Imagen proyecciones: Raúl Guridi
  • Diseño sonido: Manu Meñaca
  • Diseño iluminación: Carmen Mori
  • Vestuario: Carme Puig de Vall i Plantés
  • Producción: Leonor Leal y A Negro Producciones (Cisco Casado)

Un proyecto en colaboración con

Con la colaboración en las residencias de creación de:

  • Théâtre Garonne, Toulouse, Francia.
  • Centro de Creación L’animal a l’esquena, Celrà, Girona, España.
  • Centro Cultural de la Villa – San José de la Rinconada, Sevilla, España

 

Agradecimientos:

  • a Pedro G. Romero
  • a todo el equipo del L´animal a l´esquena y Mal Pelo

Prensa

Una deconstrucción del flamenco tradicional colocada en sintonía con la sensibilidad escénica de hoy

Estrenado en la Bienal de Flamenco de Sevilla 2018, Nocturno es un solo de Leonor Leal (Jerez de la Frontera, 1980) con acompañamiento en directo del experto guitarrista Alfredo Lagos y el tremendamente creativo e ingenioso percusionista Antonio Moreno, que saca sonidos a cualquier objeto, desde una botella a una antigua tabla de lavar. Como sugiere su nombre, la pieza en algún sentido abstracta, tiene la serenidad de la noche, unas luces de penumbra que remiten al sueño o a la vigilia noctámbula, todo dominado por una elegante austeridad escénica que da protagonismo al cuerpo de Leonor Leal, siempre guiado por los estrictos códigos del flamenco. Pero no el flamenco escénico al uso. Aparece a mucha distancia del número de tablao y prescinde del cante. Se centra, a cambio, en la dramaturgia, en la investigación.

Leal confiesa que el objetivo principal de la pieza era experimentar una ampliación de su vocabulario coreográfico, centrado esta vez en el desarrollo sonoro y espacial. Para llegar al puerto deseado hizo alianzas de envergadura. Por un lado el músico experimental Jean Geoffroy, con quien diseñó un sugerente espacio sonoro, y por otro, con María Muñoz, líder de la compañía Malpelo, con quien confeccionó la dramaturgia de su propuesta, gestada en parte en L’Animal a l’esquena, el laboratorio de investigación que Malpelo mantiene en Celrá, Cataluña.

Leonor Leal viene de una fuerte y estricta educación flamenca, con maestros como Angelita Gómez o Manolo Marín. Tras bailar para Antonio El Pipa, Andrés Marín o el Ballet Flamenco de Andalucía inició su propia investigación en 2008, que la ha colocado en la senda del Nuevo Flamenco con creaciones como ‘Leoleolé’, ‘Mosaicos’ o ‘Frágil’, obras atadas a una dramaturgia, producto de una investigación siempre en curso, de la que ha salido ahora este Nocturno, obra de flamenco sosegado, que es un peldaño arriba en su búsqueda centrada en una deconstrucción del flamenco tradicional que ella sabe colocar en sintonía con la sensibilidad escénica de nuestro tiempo.

(texto escrito por Omar Khan)

Prensa

Decía Alain Badiou: “la danza hace a la tierra llamarse a sí misma aérea”. En esa tensión que suele recorrer el hecho flamenco (¿dónde está la tierra? ¿dónde está el aire?), las imágenes que surgen del flamenco habitualmente lo sitúan entre llamas o apegado al suelo, como una combustión espontánea o una muestra del arraigo identitario. Es menos frecuente coger la tierra y lanzarla al aire, ver qué pasa al dejar las partículas en suspensión.

La danza de Leonor Leal (Jerez de la Frontera, 1980) abre un espacio muy necesario dentro del flamenco actual. Entendiendo el escenario como un campo de investigación (y no como un mero escaparate de una narración o una mera coreografía ensayada), ver a Leonor Leal bailando es una oportunidad de que surjan preguntas, y a la vez, disfrutar de la experiencia de la danza en su sencillez. Es muy placentero ver a alguien sin el peso del argumento o del apego a la historia. Todavía se echa en falta, creo, danza que se contente con ser en sí misma, con dejarse estar, con ser suficiente en su lenguaje.

Nocturno nace, más que de una idea, de una sensación. Cuando Leonor era niña, antes de quedarse dormida imaginaba estar bailando en un teatro grande y lleno de gente. Este duermevela la llevaba a sentir la emoción de verse conectada a toda esa energía, y despertar los aplausos del público, que asistía emocionado (pero sin grandes aspavientos) al espectáculo. En esa ensoñación entre tiempos y entre espacios surge el material para ampliar el vocabulario coreográfico y expandir la mirada. Y es que Nocturno tiene esa veladura de lo que sucede de noche, que permite ver las cosas desde otro punto de vista. No en vano la pieza comienza con las Variaciones Goldberg de Bach, que además de ser la música que le ponía en los ensayos para calentar el cuerpo y respirar la artista María Muñoz de Malpelo (con la que ha colaborado en la dirección), es además una composición asociada a estados de insomnio. Dicen que Bach las compuso para el conde Hermann Carl von Keyserlingk de Dresde, para que su clavicordista lo entretuviese en las noches en las que no lograba conciliar el sueño. El pianista Glenn Gould también las tocaría obsesivamente cuando no podía dormir. Leonor Leal nos propone retomar esa sensación flotante para construir una situación donde se expone en crudo lo que sucedería una noche cualquiera, donde el que duerme pasa por diferentes fases.

En escena la acompañan el jerezano Alfredo Lagos a la guitarra (que emociona nada más comenzar a tocar por Bach, a modo de un Sabicas del s. XXI) y Antonio Moreno a la percusión. La relación de ambos con Leonor es lo que prácticamente estructura la pieza: al no haber cante, la mirada se diluye en este cuerpo de tres cabezas, donde los cacharros que hacen ruido se confunden con el zapateao, o el rasgueo de la guitarra con una voz que habla. En este sentido también es interesante este modo de trabajar como algo no tan frecuente en la jerarquía escénica del flamenco. Sin caer en tópicos de horizontalidad o participación, aquí el trabajo se entiende desde la generosidad y desde abrir los instrumentos propios a los compañeros. Una vez más, qué bien poder ver una danza sin la tiranía del brillo. Para llegar a ese estado de desnudez, Leonor Leal ha contado con la colaboración de María Muñoz (Malpelo) en la dirección y Jean Geoffroy en el diseño del espacio sonoro. Así habla Leonor del proceso de creación: “María Muñoz y Jean Geoffroy me plantean una ampliación de perspectiva hacia y desde el cuerpo, una mayor conciencia del espacio que ocupamos en la escena y con el que dialogamos y un compromiso artístico que va más allá de la coreografía o la música, y que ha durado unos dos años”. Como parte del enriquecimiento de este proceso, Leonor ha disfrutado de estancias en centros como L´Animal a Esquena situado a las afueras de Celrá (Gerona) dirigido por María Muñoz y Pep Ramis, y en el Théâtre Garonne de Toulouse y el Centro Cultural de la Villa de San José de La Rinconada (Sevilla).

El perfil de Leonor Leal no es habitual, porque combina la formación en danza flamenca con la investigación teórica. Con una sólida formación en danza clásica y española, ha formado parte de compañías flamencas como las de Antonio “El Pipa”, Andrés Marín, Javier Barón o el Ballet Flamenco de Andalucía dirigido por Cristina Hoyos. A partir de 2008 presenta sus propios espectáculos: ‘Leoleolé’ (2008), ’eLeeLe’ (2011), ‘Mosaicos’ (2012), ‘Naranja amarga’ (2013) y ‘Frágil’ (2015). En 2016 presenta la obra ‘JRT’, junto a las bailaoras Úrsula López y Tamara López, en la que buscan, bajo la dirección artística de Pedro G. Romero, el flamenco que subyace en la pintura de Julio Romero de Torres. Completa su trayectoria artística con los estudios universitarios sobre Práctica Escénica y Cultura Visual del Máster del Museo Reina Sofía de Madrid.

Por su parte, la experiencia del percusionista Antonio Moreno es igualmente ecléctica: en 1999 creó el llamado Proyecto Lorca junto al saxofonista Juan M. Jiménez, fomentando propuestas de investigación y experimentación en las que ha colaborado Pedro G. Romero. Actualmente continúa su labor como profesor de percusión en el Conservatorio Superior de Música de Badajoz y es doctor por la Universidad de Sevilla con su tesis Las percusiones del flamenco: Modelos de interpretación y análisis musicológico. Ha colaborado con el bailaor Israel Galván desde el año 2005 en los espectáculos: ‘Arena’, ‘El final de este estado de cosas, redux’, ‘Lo real’ y ‘Fla.Co.Men’. En 2015 estrena ‘Al golpe’, su primer espectáculo como solista. Y a la guitarra está Alfredo Lagos, que además de tener una carrera ya consolidada como solista, acompaña habitualmente a artistas como Carmen Linares, José Mercé o Israel Galván. Ha colaborado también con Miguel Poveda, Enrique Morente o Estrella Morente. Actualmente gira con su concierto ‘Punto de fuga’ presentando su primer disco homónimo (2015).

Para Leonor, hay una inteligencia corporal propia que se mueve a través de las imágenes. Ella afirma que en la transmisión de la danza usamos constantemente las metáforas para que nuestro cuerpo entienda mejor ciertas cualidades de movimiento. Dada su formación en cultura visual, es curioso observar ciertas referencias que, ya sea desde la pintura o desde la propia danza, han acompañado este proceso. Una de ellas es de Le Corbusier: un tapiz con unos pies que parecen alejarse de una estructura geométrica cerrada. Es el propio cuerpo el que parece liberarse de cierta carga abstracta a través del movimiento y de la acción de andar. Pero hay otras imágenes que también están presentes, y que de alguna manera aluden a capítulos importantísimos de la historia del flamenco. Es el caso del martinete de Antonio el Bailarín (con detalles de Mario Maya) o la farruca de Vicente Escudero, a los que se invoca en esta noche misteriosa para bailarlos desde la masculinidad y la femineidad, entendiéndolos como códigos en relación.

Le pregunté a Leonor: “Viéndote bailar me imagino que estuvieras escribiendo. Parece que no haces frases contundentes, sino que vas inscribiendo comentarios a otras voces (la percusión y la guitarra). Esto es difícil verlo en el flamenco, donde a veces el cuerpo y el supuesto “sentir flamenco” se apega demasiado a las imágenes, al argumento, asfixiando un poco otras posibilidades de escritura. ¿Cómo te relacionas con la tradición?”. Y ella me respondió: “Pues no sé… pero ahora que lo dices me pregunto si la tradición es tan fija como creemos. ¿No se mueve siempre un poco cada vez que la intentamos poner en acción?”.

(texto escrito por Ana Folguera)

Prensa

Un maravilloso viaje por los sentidos

“Un espectáculo portentoso” 

“Un maravilloso viaje por el mundo de los sentidos y el lenguaje de los sonidos”

“Con el fondo de la no menos magnífica percusión, los tres artistas crean momentos mágicos en los que se establece un diálogo entre todos los sonidos que envuelven nuestra realidad, diálogo que escuchamos entre el taconeo de Leonor, que muestra una magnífica técnica corporal, la guitarra y los variados sonidos de percusión que surgen de los más variados objetos, que van cayendo al suelo como una metáfora en la que aprender que mientras exista un artista importa poco que se le arrebaten las herramientas: el arte seguirá fluyendo.”

JUAN ANTONIO DÍAZ – Diario Córdoba – 04/07/2019

Flamencobiennale NL 2019: Nocturno y otras cosas

“Claridad, belleza y arte al más alto nivel”

“Uno toca, otro baila y el otro se divierte. Los tres se divierten en Nocturno, pero Antonio Moreno tarda menos de 5 minutos en meterse al público en el bolsillo y es al menos tan buen actor como músico.”

“Estos pequeños formatos de trío empezaron con «La Edad de Oro» de Israel Galván, con Fernando Terremoto y Alfredo Lagos, continuaron con «Afectos» de Rocío Molina, con La Tremendita y Pablo Martín llegando hasta «Baile de Autor» de Manuel Liñán, con David Carpio y Manuel Valencia.”

SUSANNE  ZELLINGER – www.flamenco-divino.at – 22/01/2019 

Con ‘Nocturno’, Leonor Leal, figura minimalista del flamenco contemporáneo,

rompe con elegancia los códigos sin pretender por ello reformar el género.

“Leonor Leal nos deleita con un extraordinario solo, acompañada por la versión para guitarra de las ‘Variaciones Goldberg’ de Bach, magistralmente interpretadas por Alfredo Lagos. La coreógrafa no pretende transformar el flamenco, como ha hecho Israel Galván en una línea discontinua que va de Vicente Escudero a Mario Maya, pasando por Antonio Gades o Rocío Molina. No pretende ningún efectismo virtuoso ni atlético, aunque sí muestra temperamento. Forjada por lo clásico, su técnica es impecable, sus gestos, precisos y elegantes, sus secuencias, límpidas. Dice lo máximo con lo mínimo y lo esencial sin necesidad de escenografía o de un complemento de dramaturgia teatral.”

“A la poesía de la variación inicial sucede el exigente arte del humor. Mientras el maestro de las seis cuerdas permanece impasible o va colocando aquí y allá acordes, al estilo de Nile Rodgers, el dúo percusionista enardece el ambiente.”

NICOLAS VILLODRE – Mouvement– 21/01/2019

«Nocturno” de Leonor Leal

«Es maravillosamente inteligente, pero también alegre. Y generoso.»

«Es flamenco, absolutamente, pero fresco, abierto, de una manera que lo hace furiosamente vivo y contemporáneo».

«Vemos free jazz en la excepcional  libertad con la que la bailaora flamenca y sus músicos llevan a cabo una hábil y deliciosa deconstrucción de su arte».

GÉRARD MAYEN – Dancercanalhistorique.fr – 21/01/2019

El flamenco radiante de Leonor Leal 

“Leonor Leal dejó atónitos a los espectadores”

“Leonor Leal está radiante”

“su flamenco no recuerda a ningún otro”

“La delicada guitarra de Alfredo Lagos y la asombrosa percusión de Antonio Moreno la guían, acompañándola en un incesante y excitante juego alrededor del ritmo.”

“Leonor Leal se deja llevar por la indolencia, Alfredo Lagos varía los registros, Antonio Moreno saca sonidos de donde sea, y esta alegría de estar en escena, de estar juntos, es especialmente contagiosa.”

STÈPHANE CERRI – Midi Libre – 17/01/2019

La sutileza de Leonor Leal

“Magnífico el espacio sonoro creado por Jean Geoffroy dentro del cual iban brotando, como surtidores, la guitarra brillante de Alfredo Lagos -que se atrevió incluso con las Variaciones Goldberg– las lúdicas percusiones de un Antonio Moreno, tan buen cómico como músico, que se trajo hasta una tabla de lavar, y los pies de Leonor Leal.” 

“lo que más sorprende es su madurez, la capacidad alcanzada para bailar en el silencio, para caminar por todo el espacio con libertad, parándose donde quiere para escuchar a sus compañeros, o para competir con ellos, para dejar en el suelo trazos tan imprevisibles como los que de vez en cuando se proyectan en la pared.”

ROSALÍA GÓMEZ – Diario de Sevilla, 24/09/2018

Teaser oficial 1:   

Teaser oficial 2:   

Teaser oficial 3:   

Fragmentos en el Festival de Jerez :

Enlace completo solo para programadores, bajo contraseña (pídela por mensaje):

Selección de fotos (a 300 ppp y máximo 1Mb) para ver y/o descargar: