¿ Acaso las notas, los silencios y los matices no forman colores? ¿ Acaso el baile no es pura geometría? ¿ Acaso el movimiento no expresa algo que va más allá de lo que podemos decir con palabras?

Estoy segura de que los primeros mosaicos que recuerdo eran aquellos azulejos de los patios andaluces que nos transportaban a los palacios árabes, al Alcázar de Riqueni o la Alhambra de Morente.

Siempre me causaron la sensación de una obra completa, continua y precisa formada tan sólo por mínimas piezas de colores unidas entre sí.

Teselas esenciales que se unen en patrones geométricos para elogiar a la divinidad, para recordarnos que ninguna pieza es más importante que las otras y para crear un conjunto infinito y armónico. Esta unión de arte y matemática me fascina y contemplándola suelo pensar en música…

Con Mosaicos os rindo un espectáculo continuo, donde los pasos y los gestos no se superponen pero tampoco dejan hueco entre ellos porque ni siquiera el silencio está vacío de intención. La minuciosa elaboración de los detalles pretende hacer olvidar, por pequeños instantes, la visión de conjunto. Pero percibiremos claramente malagueñas, tangos o una taranta del maestro Pepe Marchena. Los instrumentos se comunican encontrando en el camino patrones inesperados que desde el caos desembocan, a veces, en armonía y del equilibrio rítmico transitan hacia la desestructuración, para sacarnos de lo previsible.

Poco a poco voy buscando un lenguaje con mi cuerpo, con mis ideas y con mis emociones para así presentaros, mi propio Mosaico.

Leonor Leal.

Ficha técnica

Coreografía y baile. Leonor Leal

Guitarra. Salvador Gutiérrez

Cante. Jeromo Segura y Javier Rivera

Percusión. Raúl Botella

Dirección. Leonor Leal

Luces. Ada Bonadei (Vancram)

Sonido. por definir

Fotografía. J.J.Jiménez

Producción. Leonor Leal & Adela Algarín

Distribución. Compañía Leonor Leal